Siempre con el corazón abierto   
Las palabras del Papa Francisco sobre la teoría de género y la homosexualidad: "acompañar a todos y acercarlos al Señor"


  
 
 
"Como Papa, sigo acompañando a personas con tendencias homosexuales y también con prácticas homosexuales", dijo el Papa Francisco en el vuelo de Bakú a Roma respondiendo a las preguntas de los periodistas sobre sus palabras acerca de la homosexualidad y del género pronunciadas en Georgia durante su visita apostólica. "En mi vida como sacerdote, obispo y también como Papa, he acompañado a personas con tendencias homosexuales y también con prácticas homosexuales. Las he acompañado, las he acercado al Señor, algunos no podían, pero yo he acompañado y nunca he abandonado a nadie, esto que quede claro. Las personas se deben acompañar como las acompaña Jesús. Cuando una persona que tiene esta condición llega hasta Jesús, Jesús no le dirá seguramente vete porque eres homosexual" .
Sobre los peligros del adoctrinamiento del género, el Papa contó el encuentro que tuvo con una familia francesa, estando sentados a la mesa, hablando con los niños, el padre de familia preguntó al niño de 10 años de edad qué quería ser de mayor. "Chica", respondió el niño; así fue como los padres descubrieron que en el colegio su hijo estaba estudiando la teoría del género: "Esto va en contra de las cosas naturales", dijo el Papa Francisco, "una cosa es que una persona tenga esta tendencia, esta opción, e incluso que cambie de sexo, y otra cosa es hacer la enseñanza en la escuela en esta línea para cambiar la mentalidad. A esto le llamo "colonización ideológica'".
El Papa Francisco contó luego que había recibido en el Vaticano a una persona que había cambiado de sexo: "En el barrio donde él vivía había un viejo párroco de unos 80 años que había dejado la parroquia y ayudaba allí a las religiosas. Y estaba el nuevo. Cuando el nuevo lo veía, le gritaba desde la acera: ‘Irás al infierno’. Cuando encontraba al viejo este lo veía y le preguntaba: ‘”hace cuánto que no te confiesas? Ven, ven’… La vida es la vida y las cosas se deben tomar como vienen. El pecado es pecado y las tendencias o el desequilibrio hormonal, por decirlo, crean tantos problemas… debemos estar atentos, no decir a todos lo mismo o hagamos fiesta. No. Esto no. Cada caso se debe acoger, acompañar, estudiar, discernir e integrar. Esto es lo que haría Jesús hoy. Por favor no digan ‘el Papa santificará a los trans’. Por favor !eh!. Porque ya veo los titulares de los diarios. No, no. Es un problema de moral, es un problema humano y se debe resolver como se puede, siempre con la misericordia de Dios, con la verdad, siempre así, - concluyó el Papa- con el corazón abierto".
 
 
Fuente: Pontificium Consilium Pro Familia  (http://www.familiam.org)