El Papa Francisco ha elegido los temas para las tres próximas JMJ   
 

El camino espiritual indicado por el Santo Padre continúa coherentemente la reflexión iniciada con las últimas tres Jornadas Mundiales de la Juventud (2014-2016), centradas en las Bienaventuranzas y que alcanzaron su culmen con la celebración de Cracovia del verano pasado.
En los próximos tres años, con una trayectoria que culminará en 2019 con la JMJ de Panamá, el Santo Padre quiere dar a los jóvenes la Virgen María como modelo de vida realizada. Como sabemos, la Madre del Señor es aquella a quién todas las generaciones llamarán bienaventurada (cfr. Lc 1, 49).
 
Para la XXXII JMJ, que se celebrará a nivel local el Domingo de Ramos de 2017, el tema elegido son las palabras del cántico del Magníficat “El Todopoderoso ha hecho cosas grandes en mí” (Lc 1, 49).
“No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios” (Lc 1,30), es el tema de la XXXIII JMJ, en 2018.
 
La XXXIV JMJ, que se celebrará en Panamá en 2019, tendrá como tema: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38)
 
El Papa Francisco, en su discurso preparado para el encuentro con los voluntarios de la JMJ de Cracovia, ilustraba las actitudes de la Madre de Jesús, mostrándola como modelo a imitar. Hablando después espontáneamente en aquella ocasión, el Santo Padre invitó a los jóvenes a tener memoria del pasado, tener valentía en el presente y tener/ser esperanza para el futuro.
 
Los tres temas anunciados tienden a dar al itinerario espiritual de las próximas JMJ una fuerte connotación mariana, subrayando al mismo tiempo la imagen de una juventud en camino entre el pasado (2017), el presente (2018) y el futuro (2019), animada por las tres virtudes teologales: fe, caridad y esperanza.
 
El camino propuesto a los jóvenes muestra también una evidente sintonía con la reflexión que el Papa Francisco ha encomendado al próximo Sínodo de los Obispos: Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.